8 de julio de 2010

Fotografía


Ella ve entre líneas
un nombre, una coma y un punto
trazados con tinta
en una foto al revés.
El aire quieto.
Una distancia mínima pero infinita.
Su voz que quiere gritar "sos el amor".
Sigue el silencio.
Busca excusas que apaguen
las verdades que se niega a ver.
Vuelve al rostro de la foto
ya un tanto vieja y rasgada,
cierra sus ojos y lo imagina.
Entonces comienza a trabajar el recuerdo.
Siente sus labios en los de él.
Un soplo al canto del amor.
Piensa, realidad ilusoria o deja vu.
Pasó un segundo; para ella una vida...
La foto cayó.
El nombre entre líneas
forma parte del pasado,
la coma se borro,
y el punto , pone el fin.


Carla Erica Allione
Comparte/Senalalo

5 comentarios:

  1. Hola!
    Nena, que esperas para escribir un libro?, esta es de un profesional. Felicidades!! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pablo!!
    la verdad que nunca lo pense...
    solo disfruto escribiendo!!

    ResponderEliminar
  3. Pienso, mientras leo lo que escribiste, que tendemos siempre a caer en las trampas de la memoria y los recuerdos. Es como imposible escapar de ello. Es parte de nuestra vida. Y a veces, muchas, esos recuerdos lastiman o duelen tanto que terminan marcando o corrigiendo las vidas.

    La poesía, los versos, las letras en sí destinadas a los recuerdos suelen ser una daga de un filo supremo para el corazón cuando envuelven este tipo de temática.

    ResponderEliminar
  4. Si, tú lo has dicho...
    imposible desprenderse de los recuerdos,es como que van tallando una figura distinta de nuestro ser...
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Carla...pus como ves que ya stoy en estos lares...

    Ahi aprendiendo a moverles y editar..pero aki andamos...y hago una extensa invitacio a ti y a tus contactos a seguirme.....y dejen sus comentarios...

    Saludines...

    ResponderEliminar